martes, 6 de noviembre de 2007

¡Si! ¡Nos vamos!

En dos semanas estaremos allí querida Louise...
Pensado y hecho. Me apetece mucho compartir una tarde por esa ciudad contigo, y tú no tienes problema en encontrar un vuelo hasta allí...Yo aún tengo que buscar un tren...
Lo cierto es que no sé cómo se me ha ocurrido ir allí pero aprovechando la excusa de una reunión de negocios a la que quiero asistir, he pensado que sería buena idea reunirnos. Y dado que F. vive cerca de allí invitarle a reunirse con nosotras.
Hoy que ya he decidido que no voy a sacrificar más días de mi vida esperando al "hombre que ha dejado de existir" y que la tristeza se quedaba atrás, nada mejor que un viajecito en estas circunstancias para cambiar de aires y poner punto y final...
Lo cierto es que a veces nosotros mismos nos limitamos nuestros deseos, nadie nos pone trabas a la imaginación, por tanto ¿ por que no ese viaje? ¿por que no encontrarnos en esa ciudad?
Espero que F. pueda compartir tiempo con nosotras y que te regalé algún momento feliz durante tu estancia...
Respecto a mí no sé porque sé que tengo que hacer ese viaje, fue mi intuición la que me susurró al oído que debiamos de ir...
Ya sé que "el hombre que ha dejado de existir" sabrá que voy a esa reunión, quizás es mi modo de rubricar esta ruptura haciendole patente mi independencia, que tenga claro que ya no le necesito y que mi mundo esta lleno de momentos por vivir esté él o no...
¡Si! ¡Nos vamos! Mañana buscaré el hotel.

1 comentario: